Karla Hernando es  artista pintora mexicana residente en Mérida Yucatán. También se ha desarrollado como diseñadora de información y diseñadora editorial. Estudió Artes plásticas con especialidad en pintura en la Universidad de las Américas-Puebla. Realizó una estancia en la Universidad de Salamanca, España durante un año mientras estudiaba. Posteriormente realizó en la misma Universidad la Maestría en Diseño de Información. 

Los temas que siempre le han interesado están vinculados con el cuidado de la naturaleza y de la apreciación de la belleza de las plantas, insectos y animales de la Tierra. Ha trabajado como diseñadora de información para empresas que se dedican a la sustentabilidad y a mejorar nuestro entorno como El centro Mario Molina, Capital Sustentable, el Banco Mundial. Ha creado el diseño editorial del libro “Diseño de Paisaje para Ciudades Biodiversas” junto con un equipo de 11 especialistas. 

Otro tema que le ha interesado es el bienestar emocional de los niños. Durante 10 años trabajó en distintas instituciones educativas donde usó el arte como medio para ayudar a los niños a aprender. Se dió cuenta de la importancia que tiene la parte emocional en los niños y cómo el arte y la creación les ayuda a vivir vidas más plenas. Así que sus últimos años ha desarrollado libros infantiles ilustrados por ella que tienen un enfoque en ayudar a los niños en sus emociones. Durante 5 años formó parte del equipo de Habla: el centro de Lengua y Cultura en Mérida Yucatán, donde fue coordinadora y residente artista. Durante 3 años fue parte de la residencia de arte Guapamacátaro en Michoacán donde realizó proyectos con la comunidad de niños cercana a la hacienda donde se llevan acabo la residencia cada año.

Su interés por seguir creciendo como artista la llevó a desarrollar durante varios años una residencia de arte en Cefalú, Sicilia. Durante 3 años consecutivos invitó a varios artistas internacionales a crear con ella durante algunos meses y expusieron su trabajo en los distintos espacios expositivos de la ciudad.

Ahora cuenta con su atelier en Mérida Yucatán, desde donde produce su obra y la comparte.

Fotografía: Claudio Lortie

Abrir chat